Feria del libro de Córdoba

Libros y mucho más

¿Los libros tienen género?

Hace unos pocos años, leí en una revista de hombres un artículo que nombraba "Los 80 libros que cada hombre debe leer".

La lista es un recordatorio de que la revista es para hombres y, aunque se ha logrado mucho contra la separación por géneros, todavía hay ciertos trabajos, o cierto tipo de ocio que está dividido en género, para hombres y para mujeres, como una cortina de hierro en toda la humanidad.

¿Los libros tienen género?

Por supuesto, las llamadas "revistas femeninas" se han encargado de decirnos durante décadas como ser una mujer. Pero, ¿los libros? ¿los libros tienen género?

¿Deben los hombres leer libros diferentes que las mujeres? En la lista incluso evitaban los libros escritos por mujeres. En otras palabras, los libros son las instrucciones, leer esos libros para convertirse en hombres, y por eso los hombres tienen su propia lista.

He mirado la lista y, no es de extrañar que en casi todas las lecturas se presentan muchos asesinatos en masa, que es la expresión extrema de un hombre cuando el trabajo se enmarca de esta manera, aunque afortunadamente, muchos hombres tienen formas más graciosas y empáticas de ser.

La lista me hizo pensar en que tendría que haber otra lista con algunos de los mismos libros, titulado "Los 80 libros que ninguna mujer debería leer", aunque por supuesto yo creo que todo el mundo debe leer cualquier cosa que quiera.

Simplemente creo que algunos de esos libros son instrucciones sobre por qué las mujeres son un mero accesorio, o son inherentemente malvadas y vacías.

O son las instrucciones de la versión de la masculinidad, que significa ser cruel y sin saber, ese conjunto de valores que se expande hacia fuera en la violencia en el país, en guerra y por medios económicos.

Hay cierto tipos de libros que no leo, porque sus páginas están repletas de actos homófonos, machistas o discriminatorios.

Los de Ernest Hemingway son también una de mis zonas prohibidas de lectura, porque si tiene el modelo para su arte de Gertrude Stein no debería ser un homófobo antisemita misógino, y porque matar a animales grandes nunca debe ser equiparado con la masculinidad.

Y porque el estilo de la prosa concisa y reprimida, en sus manos, modales pretenciosos y sentimentales.

Puede haber libros que te gusten o que no te gusten, pero un libro nunca va a ser únicamente para mujeres o únicamente para hombres, y eso es lo bueno de la literatura, que todos lo podemos leer.